En nombre de Cooperativa Maimón y todo su cuerpo operativo saludamos al distinguido Lic. Anibal García Duvergé, Presidente Administrador del Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo (IDECOOP), y con él a todo el laborioso personal que representa en tan encumbrada institución.

Saludamos a cada uno de los representantes de las diferentes instituciones hermanas que hoy hacen acto de presencia acudiendo a este encuentro amistoso que nos llena de regocijo, ya que propicia la unidad y la hermandad del movimiento solidario, entre ellas resaltamos a AIRAC, CONACOOP, FEDOCOOP, FECOOPCEN, CUNA Mutual Group, y cónclave de cooperativas hermanas que nos han apoyado en un momento de tal importancia como lo es llegar a nuestro primer cuarto de siglo.

Saludamos de manera efusiva a todos y cada uno de los integrantes de nuestro cuerpo directivo, que como siempre acude dispuesto al enaltecimiento de nuestra cooperativa con su participación y apoyo a todas las actividades de engrandecimiento social y solidario de nuestra institución, que como ésta, fomentan el sexto principio de la filosofía que predica la integración, la unidad y la hermandad que intenta construir una mejor sociedad para todos.

Agradecemos y saludamos a los miembros de la prensa que como siempre acuden al llamado de su Cooperativa Maimón, para apoyarla divulgando las buenas acciones que sembramos en pro del beneficio comunitario y nuestra gente.

Saludamos y exaltamos a nuestros colaboradores que conforman el engranaje de acción productiva para nuestros más de 84 mil socios y socias que han depositado el fruto de su trabajo en garantía de la confianza que ha abonado el desarrollo y crecimiento de nuestra cooperativa y a la vez del movimiento cooperativo nacional.

En este arduo recorrido que llega a 25 años hemos atravesado un tramo de dificultades y retos que nos han preparado para afrontar el futuro con las manos siempre dispuestas a trabajar arduamente por la elevación de la condición de vida de quienes nos rodean y confían plenamente en su Cooperativa.

Nuestra Cooperativa Maimón se ha mantenido, durante su primer cuarto de siglo, estimulando el desarrollo social en las comunidades en que operamos; mejorando la competitividad de las pequeñas y medianas empresas con las facilidades económicas que les ofrecemos; elevando el nivel de vida de nuestros asociados con la inversión social que realizamos, creando oportunidades para los talentos que necesitan un apoyo solidario, participativo y humano que los estimule a continuar creciendo, y sobre todo, contribuimos a edificar la sociedad que esperamos con estas acciones que enmarcamos y presentamos en cada oportunidad en nombre de nuestros socios, que si nuestro Padre Celestial lo permite, es nuestra ambición seguir haciéndolas.

Por esto nos apoyamos mutuamente, como sustento al sexto principio de la cooperación y la unidad fraterna, no solo para apoyar a una institución afín, sino también al Movimiento Cooperativo Nacional.

Esta unión de hermandad es la muestra de que estamos unidos, encarando la gran responsabilidad de cambiar nuestro país en una nación con más justicia, solidaridad, humanidad y desarrollo sostenible, pues el verdadero cooperativista es aquel que asume el compromiso del bienestar social, y cada día que se levanta trabaja para conseguirlo.

Robert Owen, Padre del Cooperativismo universal expresó acerca del mismo, que este es un modo en que el hombre puede poseer toda la felicidad que su naturaleza puede conquistar, a través de la unión y la cooperación de todos en beneficio de cada uno.

Por lo que con la fe puesta en Dios, esperamos que sean sus manos las que continúen sosteniendo el camino de nuestra institución, pues la acción de Nuestra Cooperativa, puede y lo ha hecho, influir en las vidas de muchos, y a partir de esas acciones esperamos que el cooperativismo siga plasmando su huella solidaria en cada rincón de nuestro país, transformando los sueños de nuestros ciudadanos en el movimiento y el país que esperamos construir para todos.

Sean todos ustedes bendecidos por la gracia del creador y que el logro de uno se mantenga siendo el logro de todos. Que los retos que nos aguardan sean la voluntad del altísimo para hacernos más fuertes y unidos.

Qué Dios nos bendiga a todos.

Lic. José Alberto Cabral